Mision Cultura

Alberto Ravara: Paces es una gran iniciativa para difusión de las artes y la cultura

En medio de los preparativos para la realización del XV Festival Internacional de Teatro y Títeres en las comunidades de Caracas, Alberto Ravara, director del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de las Artes en Venezuela (Iiave), ofreció unas declaraciones sobre la participación que esta institución tiene dentro del programa “El pueblo hace las Paces”.

Para este argentino con más de 37 años en Venezuela y con gran trayectoria como titiritero, director, productor y actor, el programa “El pueblo hace las Paces” es una gran iniciativa de la Misión Cultura Corazón Adentro para la difusión de las artes y la cultura.

Luego de una sobremesa con compañeros, teatreros y luchadores sociales involucrados en XV Festival Internacional de Teatro y Títeres en las comunidades, el equipo de la Misión Cultura le realizó una entrevista al profesor Alberto Ravara.

¿Qué opinión le merece el Programa “El pueblo hace las Paces”?

A mí me parece que están haciendo lo justo en el momento oportuno. Nosotros recibimos con muchísima alegría este proyecto, sabemos que hay cientos de maneras de hacer proyectos buenos para la vida, para las personas, para el arte y éste es uno de ellos y, por mi parte, merece la mejor de las opiniones.

Me parece una propuesta realmente buena porque es sencilla y consiste en ir a la comunidad tomando contacto con los mismos miembros de la comunidad, presentando un espectáculo que sirva de parámetro, que sea motivador, en el cual la comunidad lo haga suyo y haga feedback de eso, se apropie de ello.

En particular, ¿qué piensa del capítulo “El pueblo de César”, dedicado a impulsar el teatro, los títeres y las actividades circenses?

El capítulo ‘El pueblo de César’ es maravilloso porque consiste en intercambiar saberes con las distintas comunidades sobre teatro y títeres, y eso es realmente fundamental [...],porque el teatro piensa. Un hombre de teatro no puede hacer de Ezequiel Zamora sin
saber quién es. El teatro y la disciplina teatral da una posibilidad muy hermosa de reflexionar sobre la historia, sobre psicología, sociología, estética,arquitectura, vestuario. El teatro es una poderosa herramienta que contribuye a la lucha de ideas, a la transformación no sólo entre las personas, sino dentro de los actores y su reflexión tiene razón pura y razón sensible.

Una de las mejores cosas que tiene el teatro es que fomenta el pensamiento diverso y no el pensamiento único. La ventaja del teatro es que mientras hagamos teatro libremente la sociedad y el Estado están garantizando lo diverso, y parte de la libertad de expresión como la hay hoy en día garantiza la práctica de lo diverso.

¿Le parece apropiado que este capítulo en particular deba su nombre al dramaturgo, pintor y escritor venezolano César Rengifo? ¿Por qué?

Es tan apropiado como fundamental porque sí nosotros no conocemos nuestra historia  estamos a ciegas. Nosotros tenemos que conocer la historia para caminar firmes en el presente y para construir un presente bueno y un mejor futuro. ¿César Rengifo? ¿Quién fue César Rengifo? Tenemos que preguntarnos también ¿Qué autor teatral de habla hispana tiene cincuenta obras de teatro que reflexionen desde los pueblos originarios pasando por la conquista, la colonia, los primeros años de la Independencia, la guerra federal? Este hombre reflexiona en profundidad sobre todo ese período y aunque haya autores con muchas obras dedicadas al teatro no llegan a cincuenta, y mucho menos que sean tan progresistas como lo era Rengifo, con una visión crítica tan extraordinaria y que sea tan erudito como lo era él.

César Rengifo es un grande entre los grandes, si nosotros no lo entendemos, no lo estudiamos, si el Estado y la comunidad no lo difunden ¿cómo se va a conocer? Rengifo es un hombre extraordinario que quedó huérfano siendo muy niño, con un montón de hermanas, tenía problemas de salud grave y a pesar de todo eso edificó toda una obra de teatro y literatura genial, ha escrito ensayos, ha escrito poesía y a su vez fue Premio Nacional de Pintura. Hay que ser muy ignorante o muy miserable si no se reconoce la obra de César Rengifo. La Misión Cultura muy acertadamente pone el acento allí y eso hay que aplaudirlo y hay que decirlo. Cualquiera que ve una obra de Rengifo aprende de historia, aprende de valores. El teatro tiene que reflexionar aún más sobre César Rengifo, pero sobre todo el teatro y los actores venezolanos.

¿Cuál es la participación del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de las Artes en Venezuela en el capítulo “El pueblo de César”?

El Iiave hace la función motivadora, captadora para que vean teatro, vean títeres y si les gusta hacemos la función en la comunidad, charlamos un poco con la gente, y si se motivan los inscribimos para hacer talleres, para que aprendan a hacer títeres. Nosotros somos los punta de lanza y es una tarea que nos agrada muchísimo porque siempre hemos trabajado en las comunidades, y sí a la gente les gusta dicen que sí y van a los talleres, luego vienen los profesores, los facilitadores, algunos de la Misión Cultura, otros de la Red de Teatro y Circo. Y ¿qué hacemos nosotros? Si allí está el talento hay que cultivarlo y hacerlo crecer, y donde no hay nada darle el doble de amor y abono para sembrarlo, que crezca y florezca grandemente.

¿En qué etapa se encuentra en este momento el desarrollo de este capítulo en lo que respecta al Iiave?

El Iiave sigue haciendo las funciones motivadoras para el capítulo ‘El pueblo de César’ y, a su vez, nos complementamos en las fortalezas, donde nosotros somos débiles, Misión Cultura nos apoya; y donde nosotros somos un poquito fuertes, apoyamos. Por ejemplo: con esta herramienta, que es el Festival Internacional de Teatro y Títeres en las Comunidades de Caracas, llevamos obras, talleres, conversatorios y foros a los nuevos urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), como un gran instrumento motivador.

¿Con cuáles comunidades de los nuevos urbanismos de la GMVV y las Bases de Misiones han trabajado y cómo ha sido su experiencia?

Hemos trabajado con muchísimos nuevos urbanismos, entre ellos: Kai­ Kashi, Antímano, La Paz Socialista, La Dolorita, Ciudad Caribia, todos los de la Av. Bolívar y muchos otros. En nuestro caso la relación con la comunidad siempre ha sido muy amistosa. Una parte de la sociedad se hace juicios de valor negativos sobre los nuevos urbanismos, han satanizado a la gente que vive allí con una visión estúpida de la realidad. A nosotros gracias a Dios nos ha ido muy bien en los nuevos urbanismos, la gente con nosotros es cálida, muy agradable, son personas maravillosas con sueños, metas como cualquier otra, y de verdad que hemos trabajado muy bien con ellos.

¿Cuáles son las próximas etapas a desarrollar?

La etapa que tiene que venir ahora es que los chicos y las chicas, viejos y jóvenes, que les guste hacer teatro formen sus grupos para hacer teatro en sus comunidades, en libertad y que compitan entre ellos en una lucha de ideas, pero en el teatro, en la estética, en una concepción de la vida, y que esos grupos unos se presenten en otros urbanismos y viceversa, que se presenten en salas de cine. En el urbanismo mismo se van a plantear construir salas de teatro, hay que construirlas como se construyen abastos, centros comerciales, hay que construir salas de teatro para que nuestros jóvenes puedan hacer danza, los cultores puedan pintar y los deportistas puedan hacer deporte.

En noviembre la Misión Cultura va a hacer una muestra artística y allí vamos a estar firmes estimulando el amor por el teatro y la cultura.

¿Cuál cree qué es la principal importancia del desarrollo de este programa en los nuevos urbanismos de la GMVV y las Bases de Misiones en todo el país?

La principal importancia de este programa es trabajar sobre un punto en el que todavía estamos un poquito débiles que son los intangibles, los tangibles ya los tenemos y están a la vista, ahora hay que trabajar para que el teatro contribuya a la educación, al debate de ideas, al intercambio de saberes, el arte para la vida, para la transformación. Esa es la importancia de que Paces este allí y que el arte germine en cada comunidad es fundamental, este es un proceso social que es funcional, esto es funcional a la vida, esto es funcional a una forma mejor de vivir.

¿En qué se complementa el XV Festival de Teatro en las Comunidades y “El pueblo de César”?

En el XV Festival nosotros tenemos todo un capítulo que es dedicado a ‘El pueblo de César’. Si no existiera Paces no podríamos estar articulando una cosa tan sistemática, tan buena y con tanta perspectiva estratégica. Vamos a trabajar articuladamente, maravillosamente, nosotros ponemos los espectáculos, la voluntad, el amor; y ellos ponen amor, ponen la articulación territorial y el transporte para que nosotros podamos ir a presentar estás experiencias que tienen una tradición. Gracias al apoyo que nos da el Ministerio de la Cultura, la Misión Cultura Corazón Adentro y gracias al apoyo de una gran cantidad de instituciones y de muchos invisibles, amigos nuestros de Argentina, España y de muchísimos lugares del mundo tienen una cita hace quince años casi obligada con el Iiave, con Caracas, con Venezuela”.

***
Para finalizar la entrevista, el profesor Alberto Ravara dijo: “Todo lo que hemos hablado te lo respondí desde mi visión de joven, porque he sido joven toda mi vida, y ésta es la primera vez que estoy siendo viejo, pero amando profundamente lo que hago día a día, que es el teatro, mi proyecto de vida, mi amor por las comunidades y por la vida misma”.

Y agregó: “Si queremos la paz debemos construir la vida en cada oportunidad que tengamos”.

 Foto: Luis Hernández

 

Mision Cultura

This page require Adobe Flash 9.0 (or higher) plug in.

FUNDACIÓN MISIÓN CULTURA: De Luneta a Puente Trinidad, al lado de la subcomisaría de la Policia Nacional , Parroquia Altagracia, Caracas, Venezuela.

TELÉFONOS: (0212) 564-9211/ 1475/1622/7311/7611/2811/2642/4663 . Fax: 564-8454/8833

RIF: G-20006829-9